Somos un grupo conformado por  personas consagradas a la Obra Misioneros del amor del Divino Infante de Praga (MADIP),  cuyo  fin es  conocer y aprender a profundidad  la historia, vida, virtudes, enseñanzas de la Virgen María, para aplicarlas a nuestra vida, con coherencia en cada uno de los ámbitos en que interactuamos: en la familia, el trabajo, los amigos, etc.

Nuestro objetivo es lograr una verdadera devoción y consagración a Jesús a través de la Santísima Virgen María.  Al consagrarnos realizamos un acto libre y voluntario donde ofrecemos toda nuestra vida, cuerpo, corazón y alma a Nuestra Madre Santísima, para que nos transforme a su imagen y a la de su amado hijo Jesús.